Doce Platos de Carne. Casa de la Entrevista, Alcalá de Henares (26 de marzo-26 de abril)

El pasado 26 de marzo, el Hay-untamiento y la Concejalía de Cultura de Alcalá de Henares, tuvo el deshonor de presentar esta propuesta artística multidisciplinar, comisariada por las artistas Zaida Escobar y Alba Eskabias. Y digo deshonor, puesto que algo debiera incordiar o abrumar a semejantes indignas instituciones, dado que, ni tan siquiera el Hay-untamiento en su conjunto, ha promocionado el evento con el orgullo al que un político -aunque espúreamente interesado en colgarse medallas- debiera aguerrirse con el objetivo de promocionar el producto local -y esas puerilidades de la Marca España, que tantas erecciones metafísicas provocan entre los despachos consistoriales-; ni, por supuesto, la mentada concejalía se dignó a enviar a su representante, la señora Dolores Cabañas González, que tan sorprendida y congratulada se mostraba en las líneas dedicadas a la introducción al excelente catálogo coordinado por María Jesús Gismero.DSC_0043_edited (FILEminimizer)

Más allá del evidente descaro y total falta de sensibilidad e inteligencia de nuestros cabildos y altruistas y vocacionales trabajadores públicos, la cuestión es que estos imparables cuerpos estéticos, han reunido el trabajo de doce sentipensantes -como diría el recién fallecido Eduardo Galeano-, que reflexionan acerca de la carne. A primera vista, podría parecer un banal recurso del arte contemporáneo que, popularmente entendido (por decirlo desde la más coloquial de las expresiones, pero sin recaer en el verdadero arroje epistémico que debiese desprenderse de ello), tanto gusta en proponer banalidades e incomprensivas reflexiones que van más allá de la clásica búsqueda de la belleza y la analgesia e inopia visual e intelectual.

Se trata, pues, de doce perspectivas multívocas, doce visiones identitarias acerca de la relación de nuestro pensamiento con el concepto de la carne. A lo largo de las doce diversas propuestas, podremos encontrar, desde la conservación de la mirada clásica hacia el cuerpo como portador de belleza visual, como la relación del individuo dentro de un mundo desindividualizado, que pierde su identidad en esa masa que hace recordar al informe amasijo cárnico con la que se preparan nuestras Macmierdas y kebabs; así como una redirección de la mirada hacia los objetos desatendidos o menospreciados del pensamiento estético por los conservadores defensores de la belleza como único criterio de validez. Apropiacionismos que reclaman el reciclaje como alegato a la obsoletización del propio cuerpo humano o herramientas de lucha de género que redundan, también, en aquellos aspectos velados de la racionalidad patriarcalista.

Así  pues, sirva este desinteresado testimonio como muestra del respeto y admiración por las obras de doce de nuestros artistas, que me hacen, indefectiblemente, sentir la certeza de que en nuestra ciudad, precisamente el talento no es lo que falta, sino el compromiso de las instituciones, que parecen atesorar sus espacios para limitarlos a la exposición de las trilladas y envenenadas regurgitaciones ideológicas -pues parece que si no se trata de tauromaquia, logística militar o liturgias católicas, no se mostrarán dispuestos a permitirnos el uso de NUESTROS espacios públicos- con las que tratan de desalentar a nuestros jóvenes y prometedores talentos.

DSC_0069_edited (FILEminimizer)

Aquella tarde de jueves, nos congregamos un par de decenas de fieles seguidores de las obras de nuestros protagonistas, en una Casa de la Entrevista revertida a la perfección para permitir el despliegue de una propuesta vitalmente innovadora y enriquecedora. Juan Andrés Alba, único representante político como Jefe de Cultura y Eventos, fue el encargado de inaugurar esta exposición, junto con las palabras de agradecimiento de la comisaria Zaida Escobar, una de las pintoras con mayor proyección de la ciudad, que contrastaba su talento con los nervios de ser la encargada de abanderar esta propuesta. Tras la explicación de su obra y la continuación de la labor por parte de Alba Eskabias, los asistentes nos quedamos con ciertas ganas de haber asistido a, algo así como una visita guiada, en la que cada obra fuese explicada por los propios autores. No fue así, bien por nerviosismo, bien por desinterés hacia el protagonismo o, quizá, por arreglo al duchampiano mandato de que sean quienes miren, quienes hagan los cuadros. Sea como fuere, esta última tarea sí que pudo ser llevada a cabo, puesto que el entrecruce de preguntas y respuestas entre el público y los artistas asistentes, marcaron la tónica de un relajado y fraternal ambiente de enriquecedor encuentro.

Y ya que hemos mentado aquello que ha acabado en convertirse como imperativo categórico del arte contemporáneo, me gustaría compartir con vosotros lo que éste que fue a mirar, puede haber reflexionado al respecto.

Siguiendo el orden del genial catálogo, la primera obra con la que nos encontramos, es la propuesta en clave de lectura de género, de Alba Eskabias. Nos presenta una colección de dibujos de granito sobre papel, adoptando la estética del vademécum biológico-medicinal, en las que podemos observar el fenómeno biológico del hermafroditismo. Grandísimo alegato de esta artista hacia la necesidad de eliminar la irracional hegemonía de la belleza en la reflexión estética, invitándonos a reflexionar sobre la determinación sociológica de la identidad sexual, en una sociedad que marca, desde el nacimiento, el género del individuo basándose en sus genitales.

DSC_0083_edited (FILEminimizer)DSC_0085_edited (FILEminimizer)

Pero que, mucho más allá del determinismo médico-biológico, también existen determinismos de carácter cultural tanto o más dignos de replanteamiento. Así, no solo nuestra mirada se ve impregnada por el choque visual, sino que una retahíla de mandamientos socioculturales imbuidos de carácter genérico, acompañan la propuesta visual, asegurando una ligadura cuasi sinestésica que, sin duda, no dejará a nadie impasible. Mucho menos si atendemos a las cruciales palabras que nos dedicó la artista, pues en la defensa de una lectura artística abierta a la sublimidad, la fealdad, la transgresión y todo aquel otro lado de la racio-sensibilidad, nos dedicó un interesante exabrupto, que, parafraseado, vino a decirnos que: lo diferente no es feo; la subversión es la belleza”.

Alberto Cerezo, nos presenta una serie de tres lienzos al acrílico, en la que podemos considerar la propuesta más grotesca y excitantemente oscura de la exposición. Su obra, plagada de crudeza y un inevitable sabor post-apocalíptico, nos habla sobre la distorsión de la forma humana, tomando como referente -claramente visible en Nostromo-, la figura del filme Alien. Como él mismo apuntala, se nos presenta ante nuestra mirada, una plasmación de una monstruosidad de algo así como los habitantes de un espacio que se ha convertido en inframundo. Una lectura vibrante, que tiene una clara y necesaria extensión a la relación del ser humano con el modelo de sociedad que continúa perpetuando, donde la relación con la naturaleza y la alteridad, acaban por tornarse en una pesadilla post o infra humana.

DSC_0171_edited (FILEminimizer)                     DSC_0186_edited (FILEminimizer)

Gonzalo Lechón, rescató un par de tablas impregnadas de técnica mixta, en la que la demencia del collage nos recuerda a elementos mixtos. Disparadero nos invita a reflexionar acerca del urbanismo en su relación con el sublime kantiano, es decir, es e imposible matemático en el que se convierte esa fuerza sobrehumana que excede y abruma al insignificante individuo. Con Malherío cayó, las reminiscencias visuales al modelaje femenino del arte clásico, se mezclan con el trasfondo nuevamente urbano e industrial.DSC_0108_edited (FILEminimizer)

Los dibujos de técnicas secas sobre papel y su óleo y tinta sobre tabla de Iván Chacón, nos mantienen en el recuerdo -tan infravalorado hoy con la incursión de las técnicas digitales-, de la relación del dibujo y el pensamiento. Plantea el dibujo como primer ejercicio del proceso creativo, [un] momento íntimo y biográfico, que nos evoca sensaciones sinestésicas, como el sonido y el tacto, que consiguen que mente y mano [hagan] que el dibujo sea una obsesión.

DSC_0157_edited (FILEminimizer)En la misma línea del revival del dibujo clásico, se encuentra su tocayo Iván Correa, presentándonos una colección de dibujos de bolígrafo sobre tabla, en los que el elemento primordial son el hiperrealismo y el exhaustivo juego con las texturas. Ambas, propuestas no muy contemporáneas que digamos -incluso podríamos achacar una propuesta demasiado anclada en la mirada heteropatriarcal-, pero que inevitablemente evocan sensaciones visualmente placenteras.DSC_0131_edited (FILEminimizer)

Laura Lucena ofrece una colección de óleos sobre lienzo, profundamente anclados en el trilladísimo recurso del voayeurismo heteropatriarcal, donde el intento por realzar la anónima belleza del cuerpo femenino desde un novedoso concepto del paisaje basado en el recorrido del mismo, acaba esfumando el interés por la reflexión profunda acerca del cuerpo. Una obra, sin duda bella, pero intrascendente y carente de arroje transgresor alguno.

DSC_0112_edited (FILEminimizer) DSC_0115_edited (FILEminimizer) DSC_0121_edited (FILEminimizer)

La multidisciplinar María Rivero, nos plantea la cuestión de la pérdida de la identidad social y objetual reflejo del mundo en el que vivimos. A partir de diversos recursos, como 8 idécticos, la escayola pigmentada que muestra una serie de moldes sorprendentemente irregulares, sus grabados, Decrecimientos, con alusiones a lo que parecen inscripciones biológicas de un mundo prehistórico y su talla sobre mármol Engranajes Divergentes; nos invita a retomar toda la fervencia de una cruda crítica en clave de antropología filosófica, haciéndonos replantear la condición de la individualidad en un mundo dominado por las masas uniformizadoras o el peso del origen sociocultural en contraste con el solipsismo liberal imperante.

DSC_0029      DSC_0107_edited (FILEminimizer)

La parte dedicada a las esculturas humanoides, vienen de manos de Miguel Rojo, que nos presenta una colección de maniquíes, con el que, imagino, pretende que reflexionemos sobre el choque entre la autenticidad del individuo y el peso de los clichés desidentitarios de esta sociedad basada en la banalidad de la mirada, el aspecto homogeneizador y la ortodoxia como banderas de “consumo de indentidad”. También Raúl Armenteros nos presenta unas imposibles reconstrucciones con materiales reciclados, en la que Bolásfora y Cienpiés, ensamblajes del digno apropiacionismo reciclado, intentan ayudarnos a reflexionar sobre la relación del hombre y la materia,[…] gestionando el material urbano obsoleto, para reintegrarlo en forma de esculturas luminosas. Una obra que pide a voces la incursión de estos elementos en un urbanismo que no ceja en mostrar cómo nuestros políticos nos someten a aberraciones estéticas por el único fin de llevar a cabo sus deplorables chanchullos.

DSC_0090_edited (FILEminimizer) DSC_0159_edited (FILEminimizer) DSC_0164_edited (FILEminimizer)

El pintor Ricardo Zarza nos ofrece un par de óleos sobre tabla que vienen a representar la comunión entre la pintura intuitiva y la comandancia de la música, esta vez a cargo del monstruoso Camarón de la Isla. Otro ejercicio de simbiosis sinestésica que da como resultado Esperanza y Laberinto, pinturas oscuras, donde la difusión de las formas o los espacios parecen evocarnos la sensación de soledad e incomunicación del individuo en esta sociedad desindividualizada.

DSC_0199_edited (FILEminimizer)                   DSC_0142_edited (FILEminimizer)

En la línea de la relación del ser humano con su entorno, también es Yolanda Gómez otra firme defensora de la necesidad de introspección, retomando, en esta ocasión, la idea del contacto del ser humano con el animal y del peso del paso del tiempo. Consciente de que al ser humano le han alejado de la tierra, llegando incluso a destruirla, nos invita a plantearnos el nivel de consciencia de dicha ruptura, plasmando un ser humano envejecido, serio y distraído. Una propuesta estética incómoda e inquietante, donde la belleza se mezcla con una iconicidad difusa, asegurando un grato choque óptico-emocional.

DSC_0034_edited (FILEminimizer)

Y, como bien explicó en su introducción, Zaida Escobar, quiere que reflexionemos acerca de la apariencia externa de los sentimientos, las pasiones y los instintos. Sobre cómo vemos y cómo somos vistos, un refuerzo del problema metafísico del ser y parecer -atestiguado por la presencia de la obra La comunicación no verbal, de Flora Davis-. A través de sus dibujos de técnica mixta, estas Miradas subversivas nos evocan numerosas cuestiones de milenario peso filosófico, como la batailliana y baudrillardiana cuestión del voyeurismo existencial y cómo el sentido de nuestra propia existencia se construye a través de una mirada, para nada carente de un peso condicionado, como son los criterios de la belleza, la búsqueda de la homogeneidad y el encuentro impersonal de adecuación a las normas para las masas; así como la destrucción de los mismos criterios de la belleza y la apuesta por la mirada hacia la sublimidad, hacia ese otro racional al que nos exhortaba Edmund Burke en su ya legendaria Indagación filosófica sobre el origen de nuestras ideas acerca de lo sublime y lo bello -también presente en el expositor previo a la galería- por medio de tres impactantes y grotescas plasmaciones de la mirada de tres “ciegos”. Otra de sus absorbentes e hipnóticas propuestas cargadas de agresividad e incomodidad estética, que, sin duda, uno es incapaz de petrificarse ante ellas y debatirse entre la incomodidad de la percepción óptica y el placentero deleite por la contemplación de lo mórbido y lo grotesco.

DSC_0125_edited (FILEminimizer)                               DSC_0129_edited (FILEminimizer)

En fin, estos Doce platos de carne, son una obligada parada para todos aquellos alcalaínos -y esperemos que también forasteros con hambre de reflexión estética-, que quieran corroborar el derroche de talento y la variedad de propuestas con que cuenta nuestra desatendida escena cultural complutense. Tienen hasta el domingo que viene, día 26, para disfrutar de esta variopinta propuesta en la Casa de la Entrevista de Alcalá de Henares.

Anuncios

Sodmía post mortem

Estamos acostumbrados, ya de sobra, a que el gobierno del albatros nos muestre un innumerable sinfín de medidas represivas, ya bien sean de índole material, como muestran los también innumerables detenidos, apaleados y agredidos de cualquiera de las maneras posibles en movilizaciones y manifestaciones; ya bien de índole restrictiva o censora con leyes contrarias a la libre manifestación pública de nuestros pareceres personales, ya también sea contra sus políticas retrógradas que obligan a rezar en los espacios educativos, ya contra su ley franquista en contra de la libre reunión de individuos en espacios públicos o bien por el reforzamiento de las instancias y medidas gubernamentales con las que reprimir y castigar -yendo mucho más allá del temor foucaultiano por la vigilancia y el castigo-.

526010  Todos sabemos, también,  que me estoy refiriendo concreta y exclusivamente a la reciente prohibición, por parte del mafioso gobierno de la Comunidad de Madrid y la incomprensible presión de la AVT, del evento del próximo sábado, en la que iban a visitarnos dos de las bandas del crossover euskaldún más veteranas de nuestro país: Flitter y, por supuesto, Soziedad Alkohólika. Pero, como todos también sabemos, ni es la primera vez, ni será la última. Si hacemos un pequeño ejercicio de hemeroteca, descubriremos que, desde que la banda vitoriana fuese absuelta por el Tribunal Supremo de las infundadas acusaciones de la AVT de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas del mismo, es la sexta vez en cinco años, que la banda recibe la negativa y la amenaza directa de parte de instituciones oficiales, como ha relatado Jimmy, guitarrista de la banda, la tarde de ayer, día 10, en la radio Carne Cruda.

Sexta vez que la irracionalidad, el fanatismo ultracatólico más ortodoxo, la cerrazón miope, el conservadurismo más necio, el silencio contra la heterodoxia, la diversidad y la diferencia, se manifiestan en las medidas políticas de un cuerpo de personajes terroríficos -sí, ellos que llevan corbata y besan al Papa-, nos cortan la lengua, con la tijera de la intransigencia, la necedad y la autoridad. Sexta vez que una institución amparada en los principios democráticos y humanitarios, la desconcertante AVT, muestra estar manejada por la garra de un cuerpo de alimañas con carnet de patriotas demócratas, que jocosamente se empalman y sus fétidas fauces se llenan de hediondas pantomimas al asegurar que son los defensores de la democracia y el humanismo. Desde la más ingenua e inocente de mis esperanzas, quiero pensar que tal asociación está obstruida y ofuscada por la carga emocional que sus pérdidas generaron en ellos y, en consecuencia, se trata de una asociación de verdaderas víctimas de la desinformación, del aprovechamiento político de sus trágicas circunstancias y, en consecuencia, de la manipulación material de unas herramientas extra-políticas que le sirven al gobierno de este país como esperado anillo al dedo con el que apoyar sus retrógradas y antidemocráticas medidas restrictivas contra todo aquel que encaja en el fantasmagórico y errabundo perfil del enemigo creado, que, a grandes rasgos, no es más que aquel que no comulga con sus pleistocénicas y pre-democráticas ideas. De este modo, podríamos exculpar y descartar la vileza de dicha asociación y, en consecuencia, achacar esta bajeza antihumanista y este diametral desprecio por la igualdad en la diferencia, tan sólo a esas Ratas 7702490wque están violando los principios de la Constitución que tanto defienden y la libertad y dignidad humanas con la que tanto rellenan sus pestilentes discursos. Si no, sólo hay dos opciones: o bien, pese al cambio del tubo catódico a la pantalla LED, seguimos hablando de criaturas alienadas por (los tubos catódicos de) sus televisores, que consumen la basura programada por las cabezas pensantes, capaces de alterar estados de ánimo y de opinión, disfrazar las cosas, no decir lo que son; para que creas en lo que no crees, para que seas como quieren que seas. O bien, por otra, tocaría asumir que la misma AVT forma parte de esta piara de australopitecos que, amparados bajo los mandatos de su deidad y la omnipotencia de su mentalidad sacrificial, se creen dueños de la Verdad y la Democracia (así, como grandes ideas universales) y con indubitable y suficiente potestad como para contrariar una sentencia del mismísimo Tribunal Supremo, en el que, repetimos, se exoneró la causa emprendida contra los vitorianos hace ya  nueve años.526174

Y es que la idea está muy clara: todos somos terroristas para los fascistas, todos somos sospechosos para los poderosos. ¿Y cómo justificar, esta vez, este obstinado linchamiento contra una banda que aboga por la democracia, por la eliminación de los factores ideológicos, materiales e institucionales que nos han hecho llegar a guerras, ya a nivel del conjunto estatal, ya a nivel territorial con un terrorismo del que jamás han hecho ningún tipo de apología? ¿Cómo estar en contra de una de las bandas con mayor cariz filosófico y crítico de la historia de las contraculturas? ¿Por qué boicotear (ahora no va con “k”, que no hablamos de la banda) a un grupo de individuos reflexivos, que se preguntan el por qué de la codicia de los poderosos, de la cerrazón de los ortodoxos católicos que maltratan y violan a niños, de la voracidad de un capitalismo crediticio homogeneizador, que hace que los seres humanos se frustren y odien entre peleas ideológicas insulsas, que reflexionan sobre el maltrato y la violencia de género, así como del maltrato animal y sobre la naturaleza, sobre los límites éticos de la ciencia y la economía, sobre la eugenesia y la eutanasia como factores integrantes de todo sistema político que alardee de establecerse bajo la palabra Libertad? Pues por una razón bien simple: por ser distintos, por ser libres, por ser disidentes de este sistema de encarcelamiento intelectual, moral e identitario con el que pretenden gobernar este país y, concretamente, esta comunidad autónoma.

Sirviéndome del genial Orwell, los actos de esta policía del pensamiento, muestran a la legua el temor de nuestras actuales instituciones políticas contra la expansión y libre circulación de cualquier tipo de manifestación intelectual y cultural que pueda generar masas críticas. Las plazas y pabellones pueden llenarse hasta doblar los aforos, y parece que da igual que mueran aplastados a manos de  la misma organización o por sus excesos disuasores con el alcohol y las drogas. También se pueden celebrar conciertos de bandas de extrema derecha y defensores del nacionalsocialismo (por muy internacionalista que sea), pero si se trata de llenar un estadio para hacer una masiva manifestación de disidentes contra esta coprocracia, la receta es bien fácil para ellos: “heterodoxia ideológica + masificación= violencia proto-terrorista”. Y es que, básicamente, es el argumento que esgrimen, tanto la AVT, como la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid, con “Cristi-Nazi-Fuentes” (como activo estandarte de la misma). Al parecer, los disturbios ocurridos en la última edición del Aúpa Lumbreiras, que se sucedieron por el enfrentamiento de los campistas contra la policía, tras el impedimento de la organización de una rave -tan común y característico de los festivales españoles hoy día- se volverán a producir, por intrínseca e inevitable naturaleza, el próximo sábado en su santa e impoluta capital debido exclusivamente a la presencia de los vitorianos. Como ellos mismos auguraban, su estrategia para acabar con la disidencia es muy simple, basta con mezclarla con la violencia.cifuentes_increpada

Sólo quedan claras dos cosas: una, que en Madrid, en el cortijo (como bien señala Jimmy) de estos antidemócratas autocráticos que se llaman defensores de la libertad, no veremos tocar, por enésima vez,  a Soziedad Alkohólika. La otra, que siempre hay alguien ke te amarga la existencia, y te recuerda que la sangre con la que se ha bañado la construcción de una democracia, no es más que la cera con la que estos mandatarios inhumanos se han construido una faz de demócratas, pero que siguen pervirtiendo a las mentes ignorantes y desinformadas, así como ennegreciendo los corazones de todos aquellos que sí luchan contra ese gran enemigo que es la ignorancia, debido a sus corsés y tijeras legaliformes, sus hambrunas, sus desmoralizaciones y, sobre todo, con sus grilletes y sus porrazos.

Así que, sí, queda claro y no es ningún descubrimiento: no vivimos en democracia, ni meramente en una oligarquía, pues las fauces del poder no se limitan a los pocos que calientan el asiento del Parlamento. Tampoco es sólo una plutocracia, no sólo manda el dinero; vivimos en una croprocracia cleptomaníaca y necrofílica: nebredaun gobierno dirigido y apoyado por mierderos, que se alimentan de los despojos de una dictadura que sigue permitiendo que nos roben y violen nuestros derechos obtenidos tras décadas de luchas y muertes; lo cual ya hace evidencia a la necrofilia, pero no ya por el hecho de regirse por principios muertos, de otro siglo, más propios del oscurantismo medieval y las dictaduras enemigas del progreso democrático; sino por su morboso y nihilista disfrute de la contemplación de la defunción de nuestra democracia. Así pues, ante esta calaña de hipócritas de pestilente alcurnia, no entonaré las consignas repetidas estos días, no abanderaré el Je suis Soziedad Alkohólika ni el Stop Criminalización. Tan sólo desearía un placentero acto de justicia; tan sólo: sodomía post mortem.

Apostasía de un “metalliquero”

Hace años que vengo denunciando la repelente patraña mediática que envuelve todo trabajo de los californianos Metallica, comenzando como tal por rebautizarles como los “Lica”, ya que aquello del Metal parece haber quedado relegado a la nostálgica defensa incondicional que todos los metaleros hemos secundado año tras año, perdonando cagada tras cagada por el mero hecho de tratarse de “los más grandes” de la historia del metal -hecho que jamás saldría de mi boca, puesto que semejante nomenclatura supone un indecoroso insulto a otros grandes del movimiento como los Sabbath, Maiden, Slayer o qué sé yo la cantidad de grandes que podríamos añadir a la lista-.

metallica-cliff

 

Una legendaria banda que popularizó y familiarizó a miles de metaleros con el thrash metal, haciendo de este estilo un nuevo movimiento adscrito al mainstream musical y así, promover el cambio en la condición del género y su correspondiente actitud underground, sin saber totalmente si fuese para bien o para mal. El caso es que su descarnada y descarada actitud anticapitalista, antibélica y antimilitarizante, se convirtió en una seña de identidad, tanto de la marca individual de los californianos, como de todo el movimiento en su más profunda esencia. Sus primeros discos estaban repletos de mensajes contraculturales, críticas a la superestructura política del neoliberalismo imperante en Estados Unidos y toda la cultura occidental, como puedan ser The eye of the beholder, Master of puppets, And justice for all, míticos lemas contra la inhumanidad de las guerras, como pueden reflejar One, Disposable heroes, For whom the bell tolls, Don’t tread on me, y cantos a la necesaria e irreverente lucha interior que implicase un compromiso con unos valores que defendiesen la autonomía del individuo y la unión fraternal del metalero en su pequeña milicia tribal, como Metal militia, Seek and destroy, The struggle within, Fight fire with fire, etc.

Lemas que les hicieron ganar la respetable condición de estandartes del sentido estético y metafísico del metalero, representantes de una actitud vital que casaba con toda nacionalidad que se escudase en la crítica al capitalismo, los fascismos de todos los colores y demás valores que acabamos de enumerar. Llenaron estadios por todos los rincones del planeta, siendo una de las primeras bandas en llevar el metal a países asiáticos,  a países latinoamericanos, incluso a la Rusia post-soviética, donde el Monsters of Rock del 1991 dejó en nuestro recuerdo uno de los inigualables récords de asistencia y una curiosa estampa al registrar a los propios policías y militares rusos dándolo todo, sumidos en la euforia generada por casi tres millones de metaleros.metallica moscow

Pero poco iba a durar el compromiso con esos valores y con esta actitud existencial. Dos años más tarde, en la majestuosa gira del Binge and purge del ’93, teníamos que decir adiós a todo el metal que esta banda pudiese llevar en sus corazones. Ya en el mismo año de la visita a Moscú habían lanzado al mercado el disco que significaba la antesala de la desgracia, el anuncio de un inminente cambio de rumbo en la producción estética de esta banda. Así, el homónimo Metallica, ese famoso “Black album”, nos presentó una ristra de canciones de rock metalizado en las que, si bien las líricas aún contenían esos alegatos tan representativos de la banda y el movimiento, el sonido dejaba de presentar una estructura thrash, donde apenas los dos temasThrough the never Holier than thou mantenían la esencia thrash, para, así, acercar su trabajo a todo tipo de oídos y bolsillos y sobre todo a esto último, a más ventas, más seguimiento de individuos fuera del movimiento metalero y a la absorción de su estampa por parte de cadenas televisivas y demás mecanismos mediáticos populares no -por no decir anti– metaleros. De esta manera, temas como Enter sandman, Sad but true, Nothing else matters o The unforgiven, se convirtieron en lemas de la cultura pop, tanto del pasado como del presente, acabando por haber sido versionadas por un sinfín de casposas bandas y estrellas del pop más comercial, antimusical y totalmente ajenos a la esencia vital del metal. Tanto es así que, hoy día, esta banda de cincuentones supermetaleros de la muerte, en entrevistas para publicaciones como la revista Kerrang, han reconocido ser seguidores de aberrantes engendros “musicales” como el niñato Justien Bieber, que ni corto ni perezoso se jacta de considerar al metal y a los metaleros como una colección de ruido antimusical y como gentes violentas e indignas que se drogan y alaban a Satanás.

Metallica-bieber

 

Tras los oscuros años de poperización comercial a cargo de discos tan poco metaleros como LoadReloadGarage Inc. -un fallido intento por recuperar su esencia y dejar de cabrear a sus genuinos seguidores metaleros- y, sobre todo, la reverenda cagada que ofrecieron en el St. Anger, donde las baterías suenan a cacerola, los tempos y ritmos son más propios de un pop adolescente y, para colmo, brillan por su ausencia los solos de Kirk Hamment, lamentable discípulo de Joe Satriani, tras esto, como digo, llegaría otra de las noticias que apenarían a muchos, pero corroboraba a otros tantos la decisión de dejar de alabar a la banda que hizo bandera de su lucha contra el aperturismo a internet, ejemplificados en la lucha que, capitaneada por Ulrich, el Ramoncín de Los Ángeles, ese pijo hijo de ricos inmigrantes daneses, hizo llevar a los tribunales al portal Napster y no porque éstos se enriqueciesen repugnantemente como el dueño de Megaupload-, convirtiendo en más que dudosa la correspondencia ideológica de frases del propio puño del danés que rezaban: Hammer of justice painted green/Money talking. ulrich napster

La esperanzadora noticia, como decía, era la salida de la banda de Jason Newsted, tercer bajista de la banda que provenía de bandas de verdadero compromiso con los valores del thrash como Voivod Flotsam and Jetsam. Newsted se iba por la puerta de atrás, quizá avergonzado por formar parte de una maquinaria capitalista que había convertido al metal en una insignia de “contracultura” adaptada a los intereses del capitalismo y el mercado, escupiendo en la cara de la esencia underground del thrash para convertirlo en un recurso mediático más de los grupos mainstream, tan millonariamente valorados en los States y en todos los lugares donde el criterio estético y filosófico del metal sólo se cultiva a través de los medios propagandísticos oficiales –Kerrang, HeavyRock, MetalhammerRolling Stones…-. Newsted, un brillante bajista lleno de actitud y compromiso con el metal, provocador y a la vez íntegro como pocos, pero, como todos sabemos, ninguneado como tantos…newsted002

Lo de los Lica con los bajistas es de juzgado de guardia. Primero porque su bajista original ha pasado a la historia sin que nadie sepa nada de él, ya que, ¿quién puede decirme qué es hoy de Ron McGovney? (ya os lo digo yo, es profesor, fíjate tú).early3

Después llega la leyenda mesiánica del difunto Cliff Burton, ese prometedor chaval que nos abandonaba con 24 añitos en el ’86, dejando en el aire la eterna duda de demostrar si verdaderamente era tan virtuoso y tan musicalmente formado, puesto que, salvo el solo  que precede al tema instrumental del Kill’em all, (Anesthesia) Pulling teeth, poco pudo demostrarse de las grandes habilidades que le han acabado por endiosar.

Cliff-Burton

La entrada en el nuevo siglo significó todo un antes y un después en esta banda, cada vez más adaptada y acomodada en el autoimpuesto trono del olimpo del metal. Ni la polémica con Napster en 2000, ni la salida de Newsted el año siguiente -que meses después pudo saberse que uno de los principales motivos para su abandono fue la negativa de la banda a la publicación de su proyecto paralelo, Echobrain-, ni la repelente publicación del St. Anger, ni mucho menos ese engendro recopilatorio de temas adaptados para cada tipo de fan, como iba a significar ese extraño Death Magnetic, de 2006; nada de esto podría hacer sombra a las últimas actitudes presentadas por los californianos para conseguir que, ellos mismos, acabasen labrando la fama de vendidos mercachifles defensores de la popularización más banal de la imagen del metal. No ya es sólo el hecho de que podamos ver a Hetfield paseando por las tiendas de Los Ángeles portando artículos de Armani,Metallica+_ArmaniOfDarkness

que les veamos, cada vez con más asiduidad, capitanear los carteles de festivales poperos e hipermediáticos, como el Pachanga en Arganda de 2010, en el que compartían escenario con ratas comerciales como Rihanna, Shakira o Miley Cyrus, consiguiendo que el nombre de uno de los festivales metaleros más legendarios de la historia cayese por el desagüe de la impudicia y la más lastrosa vergüenza al convertirse en una pantomima comercial repleta de billetes, grandes compañías empresariales y entidades bancarias, todo un homenaje al sentido metafísico del metal, ¿verdad? Asimismo, ofrecernos dudosos proyectos aperturistas con el moribundo Lou Reed, que más bien sonó a una funesta y fracasada estrategia por recaudar fondos para su lucha contra el cáncer, para lo cual no hace falta engañarnos, con promover unas giras solidarias para recaudar fondos hubiera bastado, como hacen innumerables bandas y músicos con total respeto y apoyo por parte de seguidores de todos los colores.metallica-y-lou-reed29940Sin duda, la enésima muestra de merecido desprecio hacia esta banda sucedía un par de semanas atrás. La polémica surgía por la negativa de la organización del festival británico Glastonbury por incluirles en el mastodóntico cartel que configura este festival, de supuesto espíritu hippie y aglomerador de todo tipo de estilos y bandas musicales, como Jack White, Robert Plant, Dolly Parton, Arcade Fire, Skrillex, Massive Attack, Dr. Feelgood, Kaiser Chiefs o The Wailers. El prestigioso festival aseguraba que no contaría con la presencia de la banda californiana por el hecho de que su cantante, James Hetfield, represente una clara muestra de prototipo de yankee despreciable, miembro de la NRA (Asociación Nacional del Rifle), participante en el documental del History Channel The Huntun documental dedicado a vanagloriar las virtudes y la heroicidad que envuelven el mundo de la caza- y un reconocido defensor de la caza, como muestra el sinfín de imágenes publicadas por él mismo donde podemos verle practicar su preciado hobbie:

James-Hetfield-hunting James-Hetfield-Hunting (1) int-256108 jamesTras esta vergonzosa muestra de soberbia, la banda decidió renovar el modo en que presentan sus directos, como sabemos, encabezados con el The Ecstasy of gold, banda sonora del filme The good, the bad and the ugly, para, esta vez, dejar claro que son fervientes defensores de los derechos de los animales, como puede dar fe el vídeo realizado por Julien Temple, Glastallica, un impactante y esperanzador vídeo en el que los propios (Metal)lica se visten de osos para matar a los cazadores que persiguen a un zorro. En fin, otra prueba más que refleja la hipocresía y la falta de escrúpulos y compromiso ético que profesa esta repugnante formación. Desde aquí, todo mi desprecio hacia estos californianos, que han pasado de ser merecidos dioses del movimiento metalero, para acabar siendo partícipes de una parodia mediática que juega puerilmente con los valores que representan una opción vital, un posicionamiento metafísico y una manera de entender la existencia.

Ser metalero no se reduce a vestir de negro y gritar lo malo que son el capitalismo, las guerras, las armas, el maltrato animal y la violencia de género. Valores como estos no se abanderan de boquilla, también hay que llevarlos a cabo en la vida. Así que, desde aquí, mi llamada a todos los metaleros a que afinemos nuestro criterio y nos replanteemos hasta qué punto estas indignas bandas endiosadas representan lo más mínimo del sentido ético del metal. Yo, desde luego, me siento engañado y ofendido, ya sí que los considero más muertos que nunca.

Aquí tenéis el vídeo en cuestión:

 

 

 

 

 

…And Justice for All

¡Cómo y por dónde comenzar a tratar de comentar estas vergonzosas engañifas pantomímicas a la que la justicia del país nos vienen teniendo ya tan acostumbrados! ¿Quizá con la princesa de moda?¿Cómo no exaltarse e indignarse frente a la deprimente impunidad que estamos otorgando y permitiendo respecto, no ya a la innombrable infanta, sino al completo oligárquico perimundo de esta repugnante monarquía?

Amanecimos un día más recibiendo la intratable noticia de que el juicio contra el caso Noos continúa en la línea en la que miles de ciudadanos saben de antemano cuál fuera a ser su trayectoria. Tras obviar datos evidentes que meses atrás comprometían de primera mano a dicha impresentable eminencia, las tornas del juicio giran hacia cualquier nimiedad con que la justicia pueda hacer el paripé equilibrista entre el ofrecimiento al público de la imagen de una justicia que trabaja en algo, pero que, no obstante, con incuestionable certeza se prevé la futura invalidez de todo quehacer puesto en práctica. Con la milonga de aventurarse ahora en la investigación de las propiedades de los duques de Palma y, pese a que todos somos de sobra conscientes de la ilegalidad de las adquisiciones de toda esta casposa lacra de plutócratas, los noticiarios anuncian hoy que hacienda da un paso atrás y reconoce el erróneo procedimiento de investigación, derivando a “terceras personas” (cómo triunfa eso de atribuir identidades abstractas y fantasmagóricas con tal de esquivar el bulto) la propiedad de los inmuebles investigados. 

Imagen

 

Más allá de la vergonzosa imagen que el país está dando acerca de la imbecilidad de las-mujeres-de, que no remite sino a un vergonzoso mantenimiento de la figura patriarcal del varón dominador de los negocios turbios junto con la inocente compañía de una ingenua concubina que no sabe por dónde vienen los tiros -lista que podemos engrosar con personajes de la talla de nuestra ministra de Cospedal, Rosalía Iglesias o la isabelina Pantoja-; más allá de esta estratagema mediática y de este repugnante recurso neo-católico, como digo, la cuestión debiera centrarse en la obsolescencia de este modelo antidemocrático y nada independiente, de una justicia anquilosada y férreamente sujeta a los poderes que verdaderamente dirigen los estamentos “democráticos”. Unas ligeras dosis de victimismo barato y de interminables expectativas de culpabilidad cebando los medios de desinformación hasta conseguir la saciedad de la atención del pueblo y la consiguiente impunidad maquillada de unos poderes que, pese a no querer ser descarados en sus mecanismos, tienen clarísimo los veredictos ya pergeñados.

Imagen

 

¿De qué nos sirve el ir y venir de centenares de imágenes del incansable juez Castro como si de un eterno perseguidor de la justicia democrática se tratase, cuando es evidente que tarde o temprano aparecerán las “pruebas” que exculparán tanto a la princesita como a su funesto compañero de hazañas? ¿Por qué semejante hermetismo en dicho procedimiento, cuando, por otra parte, tenemos casos de juicios que se resuelven con la intervención de individuos populares para el pre-linchamiento indecoroso de cualquier tipo de proceso judicial que nos afecta a los ciudadanos de a pié? Semejante pregunta me viene a la cabeza con el siguiente caso que aborda hoy nuestros informativos: el caso de los niños de Bretón, donde parece que todo el país ha olvidado que la investigación  fue dirigida por una forense que dictaminó que los huesos encontrados no eran humanos y, sorpresas de la vida, aparece de repente el veredicto de un nuevo estudio realizado, cómo no, por investigadores de la universidad central madrileña. No pretendo juzgar aquí si Bretón mató o no a sus hijos -lo cual daría para otro largo post acerca de qué le pasa a la humanidad para poder cometer semejantes (supuestos) infanticidios- sino que mi intención es que cotejemos la diferencia del carácter de ambos procesos -como digo: juicio hermético al tratarse de eminencias, juicio popular al tratarse de meros ciudadanos- y observemos la similitud con que la justicia hace y deshace para conseguir los veredictos que -sea quien sea esa supuesta justicia ciega e imparcial- se desean. ¿Por qué permitir que, en un caso, sea la ciudadanía quien aporte su juicio contaminado por los medios y, en otro, sea un franquista “convertido” a la transición quien defienda a la infanta?

Pero es que no cesamos de recibir noticias alarmantes y, en su defecto, ausencia de noticias sobre ajusticiamientos exentos y obviados, que debieran generar nuestra alarma por dicha ausencia. Podríamos enumerar cientos de casos que a lo largo de estas semanas me han asaltado mi conciencia y lamentablemente observo cómo la impunidad de los poderes funde su capa protectora para opaquizar y obnubilar cualquier reacción al respecto. 

Por ejemplo, hace un par de semanas, la justicia catalana pedía entre 3 y 5 años de cárcel a la veintena de manifestantes que impidieron el acceso a los parlamentarios catalanes. ¡Hasta cinco años de cárcel por manifestarse y ejercer una de las pocas opciones democráticas que nos PERMITEN los poderes! Sin embargo, por esas mismas fechas reaparecía en los medios la figura de otro de los mayores impresentables e inhumanos engendros que ha parido este país.

Imagen Este sanguinario asesino ejecutor de una de las más lamentables estrategias de terrorismo de estado que las últimas décadas de la política internacional se haya podido echar a sus espaldas, campea libre y regocijantemente impune por donde quiera que vaya. Aún es más, no sólo goza del beneficio del olvido que tanto caracteriza a este país, sino que encima le permitimos reaparecer en los medios de descomunicación para jactarse de su pasado status de ídolo mediático al replantear su posible vuelta a la actividad política -como si detrás de la mal nacida señora Botella no blandiese su bigotuda espada-, reviviendo en la más ignorante masa informe las trasnochadas ideas de que con él pudiesen regresar al país los años de fantasmagórica bonanza económica. ¿Acaso olvidamos que este bendito malnacido condujo al país, entre otras hazañas, a la premeditada muerte de 200 ciudadanos en los atentados de Madrid y a un sin fin de tropas militares en la más vergonzosa invasión de Oriente Medio hasta ahora perpetrada por la Vieja Europa y el encrudecido látigo del Uncle Sam?

Imagen

 

Pero cuál sería mi sorpresa al comprobar otro de estos disuasores titulares a pie de imagen televisiva que comentaba que la AVT exige que no se trate con impunidad a los presos políticos del supuesto terrorismo etarra. Chorradas vergonzosas como esta, que suponen una contradicción abismal, puesto que en vez de criticar las asombrosas detenciones de etarras que el gobierno gaviotista siempre lleva a cabo en sus mandatos, o la ilustre intervención de José de la Cavada (que no te ibas a ir hoy de aquí airoso), responsable de relaciones laborales de la CEOE, el cual nos brinda la perla de su intención de revisar el estatuto de las bajas por defunción, considerada por semejante esperpento como una obsoleta normativa de los años del transporte en diligencia (lo que me hace pensar que lo que quizá pertenezca a los años de la diligencia sean los salarios mínimos interprofesionales), que debe ser reducida respecto a esos excesivos cuatro días de permiso. Ahora resulta que el absentismo laboral tiene más peso que el duelo emocional de la muerte de los familiares…

Imagen

Gilipolleces de esta altísima alcurnia, como venía diciendo, no resultan sino una disuasoria panacea con la que hacernos olvidar los ejemplos de lucha por la justicia que en varios sistemas de reciente configuración democrática se están llevando a cabo. Por una parte, amanecíamos también con la triste noticia de que el extremista islámico turco Tayyip Erdogan amenaza con recurrir al ejército si esta revolución -cómo no, orquestada por fuerzas terroristas- no pone freno. Escudándose en que “son los manifestantes quienes usan la violencia”, el innombrable bigotudo (qué casualidad, siempre los líderes más hijos de puta son morenuchos bigotudos, será que desconocemos que existe un patrón estético establecido para ello…) disuade a miles de manifestantes con una brutalidad policial descomunal, ya no solo con fuerza humana policial -porrazos, bolas de esas que revientan ojos y aquí no ha pasado nada- sino con la maquinaria que la Generalitat catalana acaba de aprobar para futuros altercados: los camiones de agua a presión… Lamentablemente, como siempre: piedras contra sus fusiles…

Imagen

 

Imagen

 

Cruzando el charco encontramos, también, la esperanzadora noticia de un Brasil envuelto en la lucha callejera ¡POR LA SUBIDA DE LAS TASAS DEL TRANSPORTE PÚBLICO! Una decena de grandes ciudades cariocas puestas en pié y llegando a los parlamentos sin palabritas pacíficas y cartelitos manifestantes, sino con fuego, piedras y un ejército de almas embravecidas reclamando justicia. ¿Tendremos que recordar nosotros que, con motivo de la repugnante imposición de la celebración de las JMJ, la iluminada Aguirre subió las tasas del transporte público a todo ciudadano no participante en dichas jornadas y que, aprovechando la respetuosa servidumbre voluntaria de la ciudadanía madrileña, los precios siguen alzados, más aún que ese 1,50 incial, y aquí nadie a reventado nada? Por mucho menos se organizó la Revolución Francesa…

Pero si por algo saco de paseo las figuras de las respuestas de la ciudadanía brasileña y truca, son para que tomemos ejemplo de que asistimos a los mismos procesos de “desdemocratización” religioso-liberal que se están dando en dichos países. Lo del liberalismo ya es harto evidente y llevamos años denunciándolo, no obstante, parece que la inoculización de las superesctructuras religiosas, dicho de otro modo, la vuelta a los más retrógrados organismos de poder dentro de las directrices democráticas, parece estar pasándonos desapercibidos como cuestiones de segunda índole. 

No es ya que Oriente Medio se suma en una enésima lucha entre la democracia y el extremismo radical islámico, como ocurre en Siria, Irán, Turquía, Egipto, etc; sino que la propia Europa está resucitando (si es que en España alguna vez murieron) sus pútridas garras de la ultratumba cristiana. Alemania está dirigida por el Partido Cristiano, Francia monta un pollo descomunal por la aprobación del matrimonio gay y aquí… ¿¡cómo no!? Aquí: la vuelta de la sotana y el proselitismo en las escuelas públicas.

Imagen

 

Retornamos al modelo educativo típico del franquismo, con secularización sexual, mayor apoyo a las instituciones privadas y la inserción de la asignatura de Religión para la computabilidad de las notas académicas. ¿Cómo no decir que, hoy día…

Imagen

De puttae filiis

Esta semana comenzábamos acumulando una efemérides bien cargadita de sorpresas. Por una parte, encabezando los periódicos y partes televisivos de todo el país, recibíamos la noticia de la muerte de una de las mayores zampapollas que esta tierra haya jamás parido, aquella actriz hija y amiga de la dictadura del patas-cortas, otra analfabeta que, a base de devanarse las rodillas, consiguió “triunfar” en la gran pantalla jolibudiense. Cientos de páginas derrochadas y minutos de atención televisiva acaparados para despedir, junto a un séquito de seniles septuagenarios salidorros, a una de las grandes fumadoras de puros arteche (ya saben, los que no echan humo, sino leche) que, para mi sorpresa, abandonaba el país que la dio de mamar con un reciente videoclip junto a otra de las grandes devoradoras de vergas que pululan en los saraos televisivos patrios:

Imagen

Que se pudra una más de las lamentables figuras del pasado dictatorial español y, si la gran masa anestesiada tuviese la lúcida idea de perpetuar la memoria de tal esperpento con una estatua, que sea de corte ecuestre, pero que la noble figura de este repelente engendro represente el acto que mejor supiera hacer, felar falos, ya fueran equinos o humanos.

Por otra parte, también nos llegaba la noticia de la muerte de otra hija de puta. Esta vez engalanada con laureadísimos honores y bajo la nomenclatura de ser una de las grandes responsables del devenir político del pasado siglo XX. Es por ello que debiéramos hablar, pues, de la muerte de una grandísima hija de la gran puta. Ya sabemos que, como cabe anotar siempre que se exclama semejante exabrupto, sus madres no tienen la culpa. En este caso no apoyaré el común parecer y me alegro al resaltar que sí, que cuando menos un aborto hubiera significado uno de los más gráciles gestos para con la humanidad que jamás hubieran podido ofrecerse.

Imagen

¿Bajo qué inmundicia ética puede despedirse con honores a una de las generatrices del abominable capitalismo neo-liberal que hoy fagocita la sociedad occidental y todos sus bastardos hijos emergentes? ¿Cómo alabar el papel ejercido por la promotora del conflicto de Malvinas, de la pútrida alianza con el gobierno de Reagan, del comienzo de la destrucción del Bienestar en Inglaterra o del reforzamiento de la impunidad del gobierno israelí, que, con creces, retroalimentaba las miserables masacres contra los territorios árabes?

Imagen

La innombrable Iron Lady deja un legado más que controvertido. El gobierno y las aristocracias oligárquicas británicas la despiden con honores reales, nuestros medios de desinformación muestran una empática conmiseración hacia la madre de la “modernidad” económico-política (y no es casual el orden de la cópula terminológica), mientras millones de ciudadanos británicos festejan la muerte de esta sucia hija del sionismo más recalcitrante. Como ilustro antes de estas líneas, los grandísimos metaleros Iron Maiden sufrieron las décadas de impopularidad política, escasez y pobreza, censura ideológica y mojigatería ética, dedicándole a semejante hija de puta, la contraportada de uno de sus singles, Women in uniform, la cual, clarísimamente, generó oleadas de críticas por parte de los más retrógrados personajes conservadores y les llevó a defenderse frente a  la justicia de su país, como otra de las muestras de su incesante lucha contra el “comunismo” y la heterodoxia intelectual.

Afortunadamente, hoy uno también puede encontrar por la red imágenes de los centenares de manifestantes que celebraron la muerte de este ave de rapiña con carteles tan clarificadores como este:

Imagen

“La puta ha muerto”, para los que no sepan inglés. Y si alguien no sabía aún el significado del término “bitch”, por favor consuman algo más de pornografía, que es otro buen método de aprender algo de inglés.

Pero si de hijos de puta va esta vaina, no debemos olvidar que, para nuestra más descarnada desgracia, aún tenemos que soportar la impunidad de ciertos hijos de puta que campean por nuestro país con total libertad (y libertinaje) y con su repugnantes cabezas bien altas.

A la noticia de la adjudicación de la defensa de Cristina, la hija… del puto rey, por parte de Miquel Roca, uno de los mayores hijos de puta de la reciente historia política española, declarado agnóstico, pero totalmente hermanado con las estructuras del poder nacional-catolicista; y, en consecuencia, la inminente absolución de la misma en este tinglao del Noos, hemos de añadir, sin sorpresa alguna, la noticia de la posible marcha del país del más famoso ladrón nacional,

Imagen

hacia territorio qatarí, para acompañar a su fiel colega Valerio Rivera en su andadura como entrenador de balonmano, gesto por el que se embolsará nada más y nada menos que 800.000 eurelios con los que aliviar la dura situación económica familiar, como el mismo diario “La Vanguardia” publicaba el pasado lunes.

Imagen

No es ya el mero hecho de que este hijo de puta pueda eximir sus responsabilidades para con la justicia española y no se le haya exigido que el ruin consejero no abandone el país hasta que el juicio finalice, sino que, para mayor descrédito del papel de la realeza, ha sido el mismo orejón caza-elefantes quien ha recomendado y aprobado semejante hazaña. Ya no debemos hablar de Iñaki Urdangarín, si no, como bien ilustró la revista “El Jueves”,  de Iñaki Navaja.

Imagen

En un orden de menores hijos de puta, también nos topábamos ayer con la triste noticia de la absolución de los principales responsables de la trama Gürtel. Tanto Francisco Camps, como su compinche Ricardo Costa, cuentan ambos con sobrado adelantamiento de los regalos navideños que este sistema judicial plagado de hijos de puta tanto acostumbra a otorgar a las plutocracias oligárquicas españolas. Otro ladrón con marca de la casa…

Imagen

Y no nos olvidemos de otro PPero hijo de PPuta, Arturo Torró, alcalde de Gandía, que ayer calificaba de fascistas los actos que han puesto de moda los escracheros. Si considera como fascista el molestar pacíficamente (aunque sea hasta la más insoportable saciedad) a los responsables de una de las medidas más racistas y fascistas que en la coprocacia española pueda recordarse, que busque en noticiarios internacionales las medidas que los ciudadanos ucranianos están comenzando a tomar contra sus políticos. Si no lo han visto, les comento: dado el gran número de nieve acumulada en las calles ucranianas, la ciudadanía ha optado por hacer buenas bolas y lanzarlas directamente sobre los repugnantes rostros de estos hijos de puta. Me río yo de que consideren fascistas a cuatro gritos y la mera presión performativa que el escrache esté llevando a cabo.

Pero si de grandísimos hijos de puta debemos hablar, esta vez la palma se la lleva un viejo amigo de mis denuncias y quebrantos. Hablamos, como mis buenos amigos habréis adivinado, de la inhumana rata hedionda que gobierna el estado de Israel. Harta colección de improperios e incoherencias del señor Netanyahu que ya comienzan a ser insoportables. Esta vez con nocturnidad y alevosía, puesto que se trata de declaraciones realizadas un domingo, cuando en este país y en la mayoría de los estados coprocráticos occidentales, las mentes están más centradas en el resultado de su partido de fútbol o  el debate del Gran Hermano… 

Ni corto ni perezoso, este dictatorial asesino nos brindó una de sus nuevas perlas antidemocráticas al asegurar que del odio antisemita del Holocausto, hemos pasado al odio al Estado de Israel.

Imagen

Dos cositas que decirle a este repugnante malexterminado (sí, señora Sánchez, es la tercera vez que uso este término públicamente y nadie pretende llevarme a un tribunal). La primera: que Alemania jamás usó ese sensacionalista término hebreo de holocausto. Los nazis no tenían en mente el sacrificio de ningún judío cuando llevaron acabo su racional maquinaria de purga, el famoso Endlösung (“Solución final”). Así pues, el cansino recurso a este término sacrificial resulta ya una ridícula muestra de su intención de perpetuar el papel de la comunidad judía como meras víctimas de un odio cultural (milenario, todo sea dicho) que alcanzase su paroxismo a manos del nacional-socialismo hitleriano. Dejen ya de hacerse las víctimas aquellos que hoy comenten salvajadas de semejante calaña como la que está sufriendo el mundo islámico, ya sea la sempiterna Palestina, o la pobre Siria, que acaba de recibir un ataque de manos de la OTAN y aquí nadie ha condenado nada…

La segunda crítica que debemos hacer al primer ministro israelí y a toda la comunidad judía que prefiera ponciopilatear el conflicto sionista-semita, es que el mundo entero debe ser extremadamente crítico y poder discernir perfectamente las diferencias entre el semitismo -y su interminable persecución genérica- con el inhumano movimiento sionista. Este movimiento, fundado en los últimos coletazos del siglo XIX, principalmente a manos de Theodor Herzl y secundado por los poderes coprocráticos de Occidente, ejecutores del proyecto de Los protocolos de los sabios de Sión, no tiene nada que ver con la ortodoxia hebraica, la defensa de la paz en la tierra y la espera eterna del mesías salvador, hechos, que más que permitirles crear un estado propio, debieran aún condenarles a permanecer en su diáspora -y no lo digo yo, sino las propias voces del semitismo ortodoxo-.

ImagenImagenImagen

A lo largo de los siglos XX y XXI, centenares de comunidades judías se han opuesto al avance del poder del Sionismo, mucho más acrecentada dicha lucha cuando meses atrás, nuestro ilustre hijo de puta en cuestión estableciera el sionismo como religión oficial del estado. Más allá de la dureza de la sandez emanada por el ministro, ¿cómo no pretender que el odio hacia lo malévolo del hebreismo se traduzca hoy día en un incuestionable rechazo hacia el papel que el Estado Sionista de Israel está ejerciendo en la política internacional? Espero que una imagen sirva más que mil palabras…

Imagen

Y para terminar de hablar de hijos de puta, esta vez me dirijo a los medios de desinformación españoles. La primera cagada que contemplé en los informativos estatales del fin de semana fue un patinazo pasado por alto sin mayor pena ni gloria. Se trata de una de sus destructivas noticias que corren velozmente como efímera batalla de titulares insulsos, mientras el informador te habla de la noticia en cuestión -consiguiendo, así, que uno no pueda prestar atención ni al discurso del periodista ni a la totalidad de la noticia que vuela como los derechos de los españoles-. La noticia anunciaba la muerte del escritor Francisco Ayala, español exiliado en Argentina, que, desgraciadamente para los redactores de TVE, murió hace cuatro años. Para contrastar semejante panochada, consulté los diarios argentinos y cuál sería mi sorpresa al comprobar que quien había fallecido era “Guga” Ayala, una famosa cartomántica argentina. Vamos, comparando con nuestra farándula cultural, sería como anunciar la muerte de Rappel en nombre de Rafael Alberti…

Pero mayor indignación supuso el enterarme de la noticia de la muerte del ilustre José Luis Sampedro TRES DÍAS DESPUÉS de su defunción. Una clara muestra de cómo funcionan las estructuras de interés político respecto a las expectativas informativas de este país. Es mejor contaminar media hora los informativos de tres días enteritos con la muerte de la Montiel o la llegada de Cristina “Kid” de Borbón a su “puesto de trabajo”, que ni tan siquiera dar cuenta de la muerte de un individuo tan importante para la cultura nacional como pueda ser Sampedro, Premio Nacional de las Letras, economista, filósofo, escritor y, últimamente, un frecuente crítico mediático de los vaivenes culturales que acontecen al país.

Imagen

Entre sus escritos sobre economía debiéramos resaltar la dedicación del tangerino-barcelonés por promover estrategias de economía ajenas al capitalismo crediticio fatalmente fagocitante, como propuso en su libro Economía humanista. Algo más que cifras. Nos deja, además, un más que noble legado literario, en el que podemos encontrar poemarios, cuentos, libros autobiográficos y novelas, entre las más conocidas La sonrisa Etrusca, o El río que nos lleva, un bello homenaje al curso del río Tajo (entre mis familiarizadas Zahorejas, Molina, Ventosa, etc), los gancheros alcarreños y la podredumbre de la España de la dictadura; de creciente interés al comprobar que fue llevada al cine por Antonio del Real en el ’89, con música de Lluis Llach y Carles Cases.

Un gran defensor de la libertad del ser humano, que nos deja frases lapidarias como esta: la libertad de expresión no tiene valor sin libertad de pensamiento.

 Imagen

Argentineando

Ya sabemos todos que la noticia de la semana debiera dirigir nuestras miradas al gran saqueo de la pequeña isla chipriota, pero a lo largo de las pasadas semanas estuve más centrado en reflexionar sobre los vaivenes acaecidos en tierras de nuestra hermana (o prima lejana) Argentina. No obstante, tranquilos, que no os voy a dejar en paz y ya ando preparando mi reflexión acerca del corralito chipriota (por lo que parece que no voy a olvidar a Argentina con el objetivo de cotejar esto de los corralitos).

Antes de que se anunciase la elección del nuevo gerifalte católico, me sorprendió la noticia del referéndum acerca de las Islas Malvinas, o las Falklands Islands como los britanicuchos gustan en denominarlas. Lo primero que sorprende de la noticia bien pueda ser que dicho referéndum haya sido propuesto por el gobierno británico hace un par de años a raíz de las declaraciones del ministro de defensa argentino en las que aseguraba que la actual soberanía británica no se sustentaba más que en el forzoso dominio militar. Y no le faltaba razón alguna. Las islas fueron TOMADAS militarmente por el gobierno de los hijos de la gran… Bretaña allá por 1833, tras un conflicto armado con el ejército estadounidense (otra vez los sucios hermanos echándose el cable) y creo que no es necesario recordar a nadie las masacres ocurridas en las islas en el año ’82 de nuestro pasado siglo, donde murieron alrededor de 650 militares argentinos y, dicen, tan solo 3 civiles… Lo más gracioso es comprobar que el lema de las islas reza: Desea lo justo… habrá que releer a Aristóteles para ver si es que se nos ha olvidado qué fuera aquello de la justicia.

ImagenSea como fuere, la cuestión es que los pasados días 10 y 11 de marzo se celebró dicho referéndum y el resultado fue descomunalmente desalentador. Un 99.83% de los habitantes de las islas votaron a favor de seguir siendo tutelados por el gobierno británico y oponerse, así, a las demandas del gobierno de la Kirchner por recuperar la soberanía de estas tierras. Lamentable resultado que responde a una patrañera estrategia que tan sólo inmiscuye a los residentes de las islas y no al pueblo argentino en su totalidad y que, para más inri, hace acallar las voces que la Unión Europea, con todo su supuesto poder de influencia, pudiera haber aportado en esta decisión, como tanto les gusta hacer a los british en cualquier fregado internacional.

Imagen

Sin duda, otra lamentable muestra del dominio sionista pergeñado desde tierras británicas, que, no contentos con sentarse a la sombra de los grandes poderes internacionales, tienen que demostrar su dominio geográfico apropiándose crapulosamente de lugares geográficamente estratégicos con los que asegurar su dominio terrenal cual partida de Risk se tratase, pues qué casualidad que estas islas representen los últimos reductos de explotación petrolífera de la zona. No contentos aún con el lamentable espectáculo generado, siempre encontraremos al típico excéntrico ciudadano que pretende quitar hierro al asunto con su particular des-humor británico, que desde los Monty Phyton, ya no sé qué coños significa…

Imagen

Así que, ya puestos, reflexionemos otro poco más acerca de la autoridad con que aún detentan la propiedad de otro de los grandes puestos estratégicos mundiales (y esta vez más clara, puesto que se trata de una puerta hacia África). No paremos de gritarles lo que hasta ahora era el mejor lema para aprender inglés de primera mano -entrando a la cárcel, por supuesto-: ¡Gibraltar español, Malvinas argentinas!

         Imagen                            Imagen

La segunda noticia que me sorprendió, y esta vez más que gratamente, fue la decisión de su sistema judicial por la que, el pasado día 13, era condenado a CADENA PERPETUA el dictador Reynaldo Bignone, quien, pese a ya ser condenado anteriormente a 25 años de prisión por sus delitos contra la humanidad, ha visto ajusticiada su sentencia por sus atrocidades cometidas en el conocido Campo de Mayo entre los años 19763 y 1983, así como por su participación conjunta con 24 militares de toda América (incluidos sucios estadounidenses) en el vergonzoso Plan Cóndor, que a sus espaldas arrastra (siempre en datos oficiales, lo que presupone que siempre serán más) 400.000 arrestos, 30.000 desapariciones y 50.000 asesinatos.

Y en este país… la familia Franco aún cuenta con títulos nobiliarios y grandes patrimonios terrenales… en fin…

Imagen

Finalmente, como todos sabemos, desgraciadamente, el nuevo dictador que ocupa el trono del Vaticano, viene a ser llamado argentino. Se trata de un jesuita (que, pese que algunos tratan de suavizar su papel histórico como neutralizadores de cierta ponzoña inhumana del catolicismo, no debemos recordar que han sido los principales opositores a la heterodoxia filosófica y metafísica en los países de habla hispana durante muchos siglos) que, para desgracia de mis paisanos, tuvo la “suerte” de estudiar en nuestros suelos complutenses, y que, por mucho que se quiera achacar a los azares del tiempo y se pretenda negar la noticia expandida en medios de comunicación y redes sociales, se trata del gerifalte eclesiástico que asistió al dictador Videla.

Imagen

Él mismo declaraba ignorar las atrocidades cometidas por el dictador y, en su afán por limpiar la imagen de esta putrefacta institución mortuoria, nos está acostumbrando a manifestar actos de supuesta solidaridad y austeridad material. Pese a que rechace colocarse ese endemoniado pendón dorado, cuál será nuestra sorpresa al comprobar que esos ridículos uniformes que portan cuestan al rededor de ¡6.000 eurazos! ¡Una puñetera batamanta franciscana es lo que debieran portar si pretenden ganar algún crédito! Y, por supuesto, si quieren hacernos creer que ya no son esta inhumana institución que desde los Reyes Diabólicos (como decía mi metalero amigo chileno Carlos -un abrazo donde quiera que estés-) llevan desolando y empobreciendo a la humanidad, que dejen de colocar a gerifaltes relacionados con los poderes más oscuros habidos y por haber, desde Wojtyla y esa implicación con las muertes en el conflicto con la caída del sovietismo, Ratzinger Z y su papel activo en el NSD, hasta este Paquito y su relación con la dictadura videlista.

Pero bueno, no es momento aquí para continuar criticando a esta deprimente institución, estoy cansado y quizá quien me lea también lo estará. Tan sólo quisiera finalizar reflexionando sobre si debiera ser considerado este nuevo soldadito del dios como “americano”. Pese a que la broma de José Mota años atrás le venga al pelo a la situación, encuentro esta nomenclatura una verdadera ofensa contra las tierras amerindias. Bastante casposa es ya nuestra lacra ibérica como expansores de la madre bestial, esta gran ramera asesina, como para que también le colguemos el muerto a la pobre América.

Imagen

Como dijo el demón de Röcken, la vida sin música no tendría sentido, así que me voy a permitir el honor de terminar estas líneas compartiendo un temazo de mi grupo metalero argentino favorito, los Almafuerte del gran Ricardo Iorio y el maestro Claudio Marciello.

Sentir indiano en mi corazón
canción ha parido.
Para el que siente o quiere sentir,
orgullo nativo

Del malinche es la maldición
del huinca el gualicho
Del dios blanco el terrorismo,
Satanás y Cristo

Madre Tierra, Padre Sol.
ni demonio, ni señor.
Pareciera más coherente
adorarlos nuevamente.

Que el engaño santurrón
de los muertos vivos.
Que este rumbo destructivo,
o el miedo al castigo.

Sentimiento indiano,
orgullo nativo.
Han parido este canto en el corazón mio.
Que exaltar tu origen
aborigen intenta.
Sangre nueva de la raza
que aún ser libre sueña.

Madre Tierra, Padre Sol,
Dioses vivos, hoy por hoy.
Grandes testigos silentes,
de la humanidad inconsciente.
Y su afán devorador de infierno y suplicio.
Del progreso bendecido por dioses traídos.

Jefes y gerifaltes de Estado

Ayer amanecíamos con dos noticias de gran calado popular, pero de gran diferencia en cuanto a la trascendencia “global” se refiere. Por, una parte, como todo el planeta sabe, la defunción del comandante venezolano Hugo Chávez y, por otra, la desilusionante noticia de una explosión en el centro hospitalario en el que se encuentra estos días nuestro rufián jefe de Estado, el tan “don” Juan Carlos I. 

Ambas noticias generaron un crisol de emociones bien dispares. Para unos, la muerte de Chávez supuso la tranquilidad de ver a un dictador muerto, para otros, la obvia amenaza del futuro de un país que viene siendo uno de los bastiones defensivos de la dignidad e integridad de América durante casi una quincena de años. En nuestras fronteras ocurre lo mismo: para los ciegos devotos, el gran susto de ver peligrar la vida de su soberano; para otros, la decepción de descubrir que dicha explosión no se trataba de ningún tipo de atentado y que, por consiguiente, su ilustrísima continúa sin sufrir ningún tipo de peligro vital, más allá de los que su propia etílica torpeza puedan conducirle…Imagen Sea como fuere, el caso es que ambas noticias han generado en nuestro país -y concretamente en el batiburrillo autoinformativo de nuestras redes suciales- un enriquecedor debate acerca de las dos figuras soberanas. Pocos han de ser quienes no hayan visto la cómica imagen en que se compara el estatuto legaliforme y la consiguiente nomenclatura soberana de ambos sujetos. Como se verá a continuación, en ellas se muestra al comandante como un individuo elegido por su pueblo y tildado de dictador y, por contra, al monarca colocado por nuestro Patascortas en lo que hoy llamamos una democracia: Imagen

 

Asi las cosas, como decía, las redes se mostraban repletas de pequeños debates acerca de dichas comparaciones, pues parece ser que sólo los muertos hacen que la gente deje de subir gilipolleces a las redes, comentando el sabor del bocadillo que acaban de devorar o narrando cuántas veces han tocado la zambomba en el último día. Es, por consiguiente, muy loable comprobar cómo la ciudadanía española desvía su mirada momentáneamente de su obcecación onfaloscópica para dirigirla hacia un problema de cariz universal.

Encontramos, así, detractores del comandante que celebran su esperada muerte escudados en que dicho elemento significase la liberación de las garras de un terrible dictador anquilosado ya en un pretérito poder obsoleto y cargado de parafernalia cheguevarista; por otra, los defensores de UNA MÁS de las figuras del socialismo americano que lleva años luchando por recobrar la dignidad de un continente fagocitado por las fauces del norteño caníbal uncle Sam. 

Esto nos conduce a la primera y necesaria reflexión acerca de su figura y el tipo de crítica que un español pueda realizar a años luz de distancia de una sociedad que desconocemos de primera mano y que, en consecuencia, sólo podemos ejercer desde la realidad postrada por los medios de descomunicación. Desde nuestra supuesta comodidad democrática observamos la figura del comandante como la de un dictador que dista en demasía de la dignidad de lo que se supone que aquí disfrutamos, es decir, la pantomima democrática occidental par excellance de contar con unas votaciones “libres”; frente a un caudillo prolongado en el tiempo supuestamente por la fuerza y contrariamente dirigida por una ciudadanía libre, como también ocurriera con el barbudo de la isla azucarera.

Por otra parte, a los defensores se NOS achaca demasiado gratuitamente el que alabemos la figura del defensor de la causa bolivariana -que para los poco duchos, no significa que venga de Bolivia, sino de el ilustre indiano Simón Bolivar-.Imagen

No se comprende que, pese a que admitamos que la figura del comandante no sea del todo occidentalmente un soberano elegido legalmente -cosa que aquí debieramos decir con la boca pequeña, y ya hablaremos ahora de ello- comprendamos que Chávez significa para nosotros algo más que un individuo, puesto que, como un tocayo y compañero filósofo comentaba ayer, no se trata de equiparar al “mono” con el iconografiado comandante del Alba, que está más próximo a la figura mediática kurtcobaniana que al representante del movimiento americanista que continúa luchando contra las ya mentadas garras de los vecinos sionistas del norte.

Imagen

No sé si ahora hablo únicamente a título personal -y si lo es así me la trae floja, puesto que creo que así es como todo individuo debiera opinar SIEMPRE-, pero lo que a mí más me importa de Chávez no es su repercusión mediática -y eso que nos ha regalado un sinfín de ingeniosos comentarios frente a la nueva madre bestial, como acostumbraron a llamarnos los argentinos- sino el legado que él deja en toda América, como ya digo por tercera vez. Por lo tanto, creo que lo que el pueblo español debiera debatir no es si Hugo fue legítimamente un soberano digno o no, lo primero porque muchos datos animan a más de uno a confiar en quien ha conseguido nacionalizar las riquezas que tanto los EEUU como nuestra querida España llevan décadas robando de sus tierras, así como asegurar que lo que aquí llamamos Estado de Bienestar -sanidad, educación y compromiso social- se cumpla allende los mares en una sociedad dirigida por un movimiento socialista.

Por lo tanto, espero que  lo que comience a debatirse ahora sea el incierto futuro de este bastión defensivo, puesto que la tendencia a “democratizar” el planeta entero pueda dirigirnos impepinablemente a alabar la figura de ese puñetero ayankeelizado portador de gorritas de béisbol y politos de marca, Eduardo Capriles, que asoma como el futuro garante de la eliminación de una dictadura y el advenimiento de la democracia made in USA.

Imagen

 

La segunda parte de estos debates devuelve la mirada a nuestro suelo patrio. Es de todos bien sabido que la monarquía española no pasa por su mejor momento, así como, en general, toda la putrefacta esfera del poder del país, que cada día crece como un incontrolable cáncer, puesto que ya no sólo se trata de la monarquía, las vomitivamente calificadas aristocracias -algo de lo que ya hablé en otras entradas y no quisiera ser demasiado redundante-, las CASTAS políticas o las entidades bancarias y demás herramientas de poder económico; puesto que a ellos se les suman el sistema judicial -que no sé cómo pueden dormir tranquilos… aah sí, si es que forman parte de la misma entidad política que el poder ejecutivo y el legislativo… si los ilustrados levantasen la cabeza…- así como figuras mediáticas de alto calado como sean las inocentes mujeres del tal Julián Muñoz o el reptil Bárcenas, que -pobrecitas ellas- no sabían qué cantidad de riqueza poseían en sus cuentas corrientes.

Pero bueno, que me lío, retomemos la figura del monarca y la imagen que abría este debate: la cuestión es que la integridad y valencia de la figura del mismo comienza a ser más que discutida entre todo tipo de sectores etarios, ya sean los directos “hijos de la democracia”, quienes le siguen viendo como el legítimo sustentador de la democracia, o los nietos, quienes tan sólo le vemos como una costrosa -y costosa- lacra de la cual no podemos deshacernos -de ahí que muchos deseásemos ayer que la noticia de la explosión remitiese más bien a un atentado que a un fallo técnico en las instalaciones de la institución.

Ningún español debe olvidar que este monarca, que de primeras ni es español, está donde está porque la cúpula del poder franquista así lo quiso, sin que se le preguntara a la supuesta nueva ciudadanía democrática si deseara o no un monarca, aunque claro, frente a lo que dejaban atrás, es de fácil comprensión que la figura de un monarca supusiera una liberación y un atisbo de progreso.

Queramos o no, este apátrida destructor de la nación lleva 38 añazos en el poder sin que se le rechiste demasiado y, al igual que Franco con sus pantanos, la única aserción positiva a su favor sea que frenó un golpe de estado que las actuales generaciones entendemos como otra pantomima mediática más para ganarse la confianza de sus súbditos. La realidad es que este gerifalte ostenta el honor de perpetuar los lazos del franquismo y el pútrido y obsoleto catolicismo, impune y veladamente, haciendo ver que su perpetiudad responde más bien a la inofensividad de sus entidades que al verdadero deseo de quien legalmente debiera ejercer la soberanía nacional.

Lástima comprobar que ese amasijo de papeluchos que llamamos Constitución, cada día se asemeje más que gramaticalmente a la prostitución. Nosotros ponemos el culo y ellos la pasta; y para más inri, encima nos convierten en putas baratas, haciendo que “su” pueblo tenga que suicidarse por encontrarse desahuciados y desintegrados por alimañas e hipotecarias instituciones antidemocráticas.

Ya he comentado varias veces el poder que las democracias de hoy día ostentan frente a los desfasados sistemas dictatoriales. Para una mejor clarividencia, os recomiendo veáis el maravilloso documental de Pino Solanas, Memoria del saqueo, en el que, además de explicarnos el mecanismo por el que se llegó al corralito, se nos muestra cómo los actuales mandatarios de nuestras supuestas democracias no son más que buitres disfrazados de nobles águilas reales. Al igual que las tierras argentas sufrieron el desfalco ejercido por auténticos dictadores como Médem, España sufre hoy el desangramiento llevado a cabo por este partido de tenis que ejecutan los “dos” únicos partidos -valga la redundancia- que parecen poder ostentar el poder. Vivimos un estado policial que hacía décadas no sembraba semejante terror e inestabilidad entre nuestros ciudadanos, puesto que, junto a los ricachones y los amigos del poder, son los únicos sectores que han visto reforzada su integridad en estos años de violación de los derechos sociales.Imagen

Ya no es sólo que a Juancar no le haya elegido nadie, sino que lo más lamentable es ver como este hijo de mil padres se pasea sonriente por doquier tratando de amenizar este estado de sitio con su “campechana” sonrisa. No sé cómo puede estar orgulloso de ser el ostentoso soberano de un pueblo que comienza a morirse de hambre o se suicida frente a este desfalco sionista. Parafraseando al señor Thomas Moro, gobernar un pueblo de miserables -y no por nuestra integridad existencial, sino por la miserable condición político-social a la que nos empujan- no es digno de un buen soberano. Otro que no sé cómo puede dormir tranquilo.

Se replantea, entonces, la dignidad de la figura de nuestro monarca, el cual, como diría Adolphe Thiers, reina pero no gobierna, y si lo debido sea el que se delegue dicha labor a esta casta de inútiles desalmados que ostentan la nomenclatura de demócratas. Así como muchos comentan, el germano Führer fue elegido democráticamente por un pueblo desesperado por la inestabilidad social de su momento y alabado por miles de ciudadanos esperanzados por un verdadero cambio radical

Imagen

 

Así también se replantea hoy la validez del hecho de que nuestro simiesco presidente, como otro tocayo y paisano alcalaíno ayer comentaba, haya sido también elegido por un gran sector de la ciudadanía ibérica. Por lo tanto, dejemos de centrarnos en enfocar nuestra mirada en la paja del ojo ajeno y centrémonos un poco más en qué coños le ocurre a un país que, antes de que el abominable nacional-catolicista destructor de España arramplara con la dignidad de sus individuos, se consiguió derrocar a la familia Borbón y construir una estructura política que respondía mucho más claramente a las demandas democráticas de nuestro presente.


Hagamos, pues, más autocrítica y replanteemonos por qué narices nuestro pueblo sigue tan dormido y anulado como para permitir que esta simiesca casta de inhumanos hoy día nos gobierne.

Imagen

Siento mucho si hoy me he extendido demasiado, pero las relajadas ganas de escribir que me abrumaban desde comienzo de este año, debían estallar ya de alguna extensa manera.

Gracias y resucitemos de una vez a la bestia española!!